miércoles, 8 de noviembre de 2017

EXPOSICION DE MYRIAM THORN "Ojos que no son, corazón que no siempre" EN ZARAGOZA, GALERÍA DE ARTE "PILAR GINES"

El día 19 de Octubre tuve la oportunidad de ser invitada y poder disfrutar de un bonito evento.
Myriam Thorn, una mujer muy especial, la cual tuve la suerte de conocer en mi trabajo.


Una mujer decidida, que supo retirarse a tiempo de lo que ella hacía y dedicarse a su verdadera pasión, LA FOTOGRAFÍA.
Una mujer que no para, viajando de aquí para allá, con un talento visible en sus obras.

Una mujer a la cual admiro. 

Su exposición tuvo lugar en la Galería de Arte Pilar Ginés, Santiago nº 5 de Zaragoza, un lugar que muchos no conocíamos y desde luego repetiremos, al igual que su dueña, un verdadero encanto.

Todo ello fue organizado de la mano de Julio Alvarez Sotos, que confío en ella por su 40 Aniversario, y anteriormente ha sido alumna de Spectrum.
Mucha suerte a nuestra juventud y a todos sus buenos proyectos, y en especial al talento de nuestra gente, gente de aquí, de nuestra tierra, muy buena, a la que creo se cuida poco y muchas de las veces tienen que salir fuera de aquí para ser apreciados.



Prontito, vuelvo a informaros sobre moda. Esta vez CANTONADA en el desfile de ECOS, en el que fui invitada por dicha firma.
No me voy sin antes recordaros que este fin de semana tendrá lugar NUPZIAL 2017. Un gran evento que tendrá lugar en la Feria de Muestras de Zaragoza, para aquellas parejas enamoradas que se van a casar, o simplemente les gusta la moda como a mi. 
No tardando mucho tendréis también noticias sobre dicho evento, esta vez con la firma TELAS Y TRAZOS.
Os esperamos.

https://www.feriazaragoza.es/nupzial-2017

Os dejo con unas fotos del desfile que hicimos en primavera, en el Club Naútico con la firma TELAS Y TRAZOS.





Gracias Rafael Ricote por las fotografías.
!!Hasta la próxima!! 
!!Feliz noche!!
Besicos cos cos con colores cálidos para suavizar un poquito la temperatura que poco a poco va descendiendo
                                        -------------
Hacía días que no tenía noticias de mi pretendiente invisible, et VOILÁ, por aquí está de nuevo. Supongo que el otoño le sugiere más, no lo se, aunque a veces pienso que nunca lo sabré. 
Os dejo con su inspiración...

"Se apagó la luz...

Siempre que me quedo a oscuras me siento feliz. La culpa la tiene el día en que te ví. Es en ese momento cuando mi mente comienza a volar desinhibida y se cree capaz de cualquier cosa.

Es el momento en el que los cuerpos ya no importan, los años, la distancia e incluso la amistad sobran. Es la hora en la que cualquier sueño o deseo está a tu alcance. 

Estamos acostumbrados al trabajo, casi siempre obsesivo y con prisas, en vez de disfrutar de cada momento. La vida son instantes que no debemos dejar pasar y yo, continúo esperando ese momento.
No he sido consciente de que estoy siempre pensando en ti, sea día o noche, haga frío o calor, esté o no esté acompañado. Poco a poco esa consciencia me enseña que mi mente se desvía hacia ti en medio de las reuniones, de las conversaciones de amigos, de trabajo. Una y otra vez tú y tu maravillosa sonrisa sois los protagonistas de mi pensamiento.
Recuerdo aún las primeras noches en blanco, aquellas madrugadas en las que imaginaba como serías, como hablarías, que me dirías...
Esto es lo que tiene enamorarse de una sonrisa.

Incluso llegue a pensar en buscar donde trabajabas e intentar conseguir trabajo cerca de ti, pero lo deseché inmediatamente. Sigo convencido que la vida a veces nos recompensa y que mi mayor recompensa será un día conocerte, ver tus ojos cerca de mí, sólo eso.Y mientras eso sucede, mientras llega el día en que sentiré tu voz, sigo pasando lo días, las semanas y los meses imaginando como será tu voz, como serán tus ojos al verlos cerca y como reaccionaras ante mí.

De nada servirá decirte que llevo meses sabiendo que eres la mujer de mi vida, que siempre que puedo me acerco a tu casa para intentar verte entrar y salir, que un día incluso me atreví a cruzarme contigo y ni me miraste.

Así con la luz apagada te imagino en mis brazos susurrándome que no deseas separarte nunca de mí.

Ojalá no amanezca nunca…"