jueves, 20 de agosto de 2015

TOLERANCIA CERO CONTRA EL MALTRATO





AMIGOS, hace unos días que no teníais noticias mías (si recordáis sobre este tema ya escribí una entrada en este blog hace un tiempo)

Las vacaciones y algún otro acontecimiento muy positivo hacen que mi vida esté centrada en otros temas.

Hace días que me quita el sueño un tema importante “LA VIOLENCIA DE GÉNERO”.

Casi todos los días, sin excepción, y eso que según estudios estadísticos nuestra Comunidad no es de las más afectadas (un 13’2 %) nos levantamos con alguna noticia de muerte o intento de asesinato, bien sea en nuestra ciudad o en otra distinta.

Tengo dudas de  vivir en el siglo XXI, ¿no os parece?. 

El hombre, es primitivo por naturaleza, y hasta el más educado en algún momento de su vida exterioriza ese lado agresivo-posesivo (cuando digo el hombre puede ser también la mujer, pero en lo mayoría de los casos suele ser el varón).

Es muy triste ver como parejas que han sido muy felices en sus matrimonios o sus noviazgos, después de la ruptura aparece un odio, un despecho por la parte contraria que no desea separarse, y siempre utilizan de “moneda de cambio a los niños” (si los hay).

Si el amor terminó es tan sencillo como respectar los sentimientos del otro, pero esto no suele suceder en la mayoría de los casos (en mayor o menor nivel).

El intentar amargar la vida al otro durante años, hacer daño, aprovechando que los niños crecen y ese punto en común el cual te une con la otra parte, hace que les sea todavía más fácil aplicar esa violencia de una forma u otra (manipulación, correos, demandas, llamadas, etc.)

Ese despecho, ese odio, hace que quién rompe en esa relación no pueda vivir en paz. 

No recuerdan a esos niños tan preciosos, que tuvieron con tanta ilusión, fruto generalmente del amor de ambos, es triste. Respeta a esa persona que ha sido tu compañera, ayúdala, te ha dado unos hijos que tienes la suerte de poder disfrutar, de verlos crecer, y que son lo mejor de nuestra vida, nuestro motor diariamente. No castigues, no golpees, a quién te ha querido y te ha dado lo mejor de ella o de él (conozco algún caso en que el padre tiene la custodia de los niños y son excelentes en su educación).

Quién no conoce a un vecino cercano, afable, cariñoso, encantador de serpientes, intachable en sus formas, cara a la galería, y luego descubres que ha pegado a su pareja o a sus hijos, o simplemente les hace la vida imposible.

Normalmente el perfil del maltratador/a, no digo psicópata, suele ser un hombre normal, silencioso, respetable, el cual pasa desapercibido por la sociedad. Va de bueno por la vida y despista de puertas para fuera. Después, en su casa, todo cambia. Anula a su pareja, la aísla totalmente de todo de amigos/as, la intimida o lo intimida, y esto suele suceder a diario, por ese sentimiento de posesión de la otra parte, por su educación.

Suelen ser personas que en su infancia han sufrido de falta de afecto, traumas graves o no graves que han marcado su juventud , con baja autoestima, y muchos de ellos sufrieron malos tratos y lo reflejan al tener su primera pareja.

Lamentablemente nuestra sociedad no ha avanzado mucho, es una sociedad sexista, habremos avanzado en ciencia, cultura y educación, pero los datos son escalofriantes. A fecha de hoy, la violencia de género es la primera causa de mortalidad en España. Es un problema educacional serio que desde nuestros proyectos educativos debería de ser planteado en colegios desde que los niños son pequeños.

Lo peor de todo ello es que en la mayoría de los casos suele ser algún miembro de la familia quién denuncie. El miedo, la falta de apoyo, el dar explicaciones y demostrar (muchos pasos para que te escuchen, revivir de nuevo el momento, miedo) hace que las víctimas no se atrevan a denunciar.

Desde la sociedad vemos algo tan sencillo como un número de teléfono al que se llama y lo resuelve todo, pero lamentablemente no es así. Cuando alguien ha sido maltratado y decide dar ese paso, empieza un camino tortuoso de burocracia que hace se agraven esos malos tratos. Es una dura lucha a la que pocas personas pueden estar preparadas y más porque llegadas a este punto se encuentran muy débiles.

Bienvenida la Ley de Protección Jurídica del Menor, ha costado pero al fin lo hemos conseguido. Eso sí, como publicidad es estupenda pero cuando un niño está pasando por ese trance no se atreve en la mayoría de los casos a pronunciarse, simplemente por miedo, porque son sus padres o alguien querido en la unidad familiar y no le van a creer.

Desde aquí mi repulsa absoluta a dar tanta publicidad a “ASESINOS DE PRIMERA” tan valientes ellos, ya que según estudios psiquiátricos este problema se ha agravado este verano por dos motivos, uno de ellos el calor excesivo, y otro, la publicidad excesiva que está teniendo una repercusión muy negativa. Esta PANDEMIA, al igual que ocurre en los secuestros y suicidios, promueven que en un corto tiempo acontecen hechos similares (no se puede dar ideas a enfermos, despierta su lado malo y eso es lo que se está potenciando en este momento)

La violencia de género, existe desde el inicio de los tiempos. Cantantes como Andy y Lucas  “ y en tu ventana” https://www.youtube.com/watch?v=ZaEc1eiHBsw&list=RDZaEc1eiHBsw#t=7 o “Malo” de la cantante Bebe https://www.youtube.com/watch?v=FEOcRpYFTag , han expresado muy bien el calvario de victimas de género, intentado educar a nuevas generaciones sobre este problema.

Está comprobado que la mayoría de los malos tratos los sufren las mujeres (por eso me dirijo más a ellas) y un dato importante, suelen ser mujeres entre 31 y 45 años, mujeres en edad adulta. Un porcentaje mucho menor aparece entre menores de edad y mayores de 65, con un total de 15 y 25 respectivamente.

Desde este blog me gustaría enviar un mensaje a la sociedad, al mundo, y a esos “enfermos o psicópatas” como queramos llamarlos, ¿tan difícil es, vivir tranquilos?.

Siempre he dicho que mi lema es “VIVE Y DEJA VIVIR”, recordarlo siempre. La vida es muy breve, y nadie nos la tiene que enturbiar. La vida es bella, y única, no se puede vivir con miedos, con personas que te compliquen la vida. 

Hagamos de este mundo un mundo mejor, avanzando, educando en la igualdad a nuestros hijos, enseñándoles a querer y respetar, a no odiar a sus parejas, porque son ellos nuestro futuro, y la única solución a este tema. 







A cuántas mujeres os habría gustado ser modelos de jovencitas, o simplemente vivir una experiencia relacionada con el asunto de la moda. Ahora es nuestra ocasión. Mujeres maduras a partir de 30 y 40, se ha creado un Certamen para nosotras. Y he tenido la suerte (supongo que también algo ha tenido que ver la compensación a mi trabajo) de ser seleccionada en la final de Miss Zaragoza +40.

Gracias al bar Cervino por la confianza demostrada al ser mi sponsor y al apoyo de mis amigos (me han animado día tras día para embarcarme en esta maravillosa aventura) y a las personas que sin conocerme han depositado en mí su confianza,

El sábado, 29 tendrá lugar el Certamen en el Hotel Bostón a las 21,30 horas. Así que, como no queda nada, confío que algún ME GUSTA me pondréis en mi enlace de la página de 
votaciones… 



Gracias a todos/as por vuestra fidelidad y ¡A finalizar genial el verano!

Muchos besicos cos cos



domingo, 2 de agosto de 2015

Bañadores y bikinis



Siento haber estado un poquito lejos de vosotros. El trabajo y algunos otros factores han hecho que sea imposible extraer un ratito de mi escaso tiempo.

Supongo que la mayoría estaréis de vacaciones y por ello me gustaría hablaros sobre un tema interesante, bikinis y bañadores.

Hoy vamos a retroceder un poquito en el tiempo y a revivir moda que nuestros antepasados llevaban para poder bañarse y tomar el sol.

Os dejo con un poquito de historia:

Hoy día nos resultaría prácticamente ridículo ver a alguien en la playa dispuesto a bañarse con un traje de baño de nada menos de seis piezas, pero esas son de las que se componía esta prenda en el siglo XIX, aunque tenemos que remontarnos mucho antes para ver su evolución.

Comenzamos nuestro viaje por la historia del bañador en el antiguo Egipto, donde ya se tiene constancia del ropaje especial para el baño de una cortesana de Alejandro Magno.

Llegamos al siglo XIX, cuando comienza a ser habitual tomar baños de sol bajo recomendación médica que junto con la revolución industrial ya permitía viajar a más gente a las playas. Es en ese momento cuando empieza a  cobrar más importancia la moda y comienzan los baños con trajes no muy diferentes de los que llevaban por la calle, hasta que surgió la necesidad de prendas más cómodas.

Aun así seguían fabricándose con las mimas telas que los de franelas, alpaca, sarga… hasta que buscaron otras más ligeras y constaban de pantalón bombacho, una especie de falda y además un corpiño de cuello alto que tapaba gran parte de los brazos hasta el codo. Además se llevaban con medias, y zapatillas de lona con tacón bajo. Imaginaros meterse en el agua con todo aquello, que llegaba a ser peligroso por hundimiento.


Llegamos al fin al siglo XX. Fue más destacada su evolución. El traje de baño pasó a ser un vestido con la parte de arriba ceñida y una falda hasta las rodillas, por supuesto sin olvidarnos del gorro, para después convertirse en un “dos piezas” que acortaba la falda y la convertía en pantalón, cada vez un poquito más sexy.

El bikini

Después de la Segunda Guerra Mundial el francés Louis Réard creó el llamado bikini, que toma el nombre de la isla del Pacífico en la que se había hecho este mismo año pruebas nucleares. El cine tuvo mucho que ver en una prenda que en los años 50 se consideraba de mal gusto pero que actrices como Bigitte Bardott (icono de pura sensualidad) pusieron de moda con sus baños en las playas de la Costa Azul.

El bikini llegó a las playas españolas por primera vez en la ciudad de Benidorm, gracias a su alcalde, Pedro Zaragoza, convenció a las autoridades argumentando el atractivo que tendría la prenda para los turistas.

Desde entonces esta prenda ha coexistido con el bañador de una sola pieza, y si bien ha ido reduciéndose en tela, incluso con la invención del tanga en 1974 y del monokini en 1964 (que viene a ser lo mismo que el topless).

Actualmente hemos asistido a nuevos diseños como el trikini (de Rudi Gernreich, mismo creador que el monokini), y esta temporada concretamente los talles de las partes inferiores suben en una especie de involución hacia los bikinis de los 50.

Ya estamos en verano, el sol y el calor nos llaman a la playa. Las que como yo trabajamos estos días y estamos añorando las vacaciones no nos queda más remedio que hasta que podamos disfrutarlas, aprovechemos con nuestros modelitos en las piscinas.

Una prenda a la cual le tengo un especial cariño es el bañador. Muchas de las veces no se le da la importancia necesaria pero elegida con gusto realza nuestra figura.

Hace poco he pasado unos días realizando unas sesiones de fotos en Tarragona. El equipo estaba formado por los fotógrafos Jose Macon y Rafael Ricote. Maria Naranjo Make UP (Barcelona) con la peluquería y maquillaje. Una de las sesiones fue en la piscina de un conocido hotel de Salou. Las prendas las imaginareis: bañadores. En esta ocasión conté con dos trikinis espectaculares de la firma RED POINT Y OSHO.

Imaginaros todo el equipo en medio de los ocupantes del Hotel, hasta el servicio de mantenimiento pendiente de nosotros (había una cascada que encendían y apagaban según nuestras necesidades), en fin un verdadero espectáculo.

Son unas prendas espectaculares para realzar la belleza femenina aderezados eso sí, con unos complementos bien elegidos.

Supongo que a los que os gusta el mundo de la moda os habrá gustado y a los que no, os habrá servido de curiosidad para poder hablar de ello.

Después de todo este paseo retrospectivo ¿me acompañáis y nos damos un bañito? Es lo que apetece

Os dejo con unas fotos de esta sesión.

Espero que disfrutéis tanto al verla como nosotros disfrutamos realizándola. 


Por cierto, otra de las cartas de mi admirador anónimo:


Me falta tu sonrisa

"Esta noche imaginaba como sería la vida sin tu sonrisa. Esa sonrisa que derrochas cuando estás conmigo y que poco a poco se ha hecho imprescindible para mí.

Y digo imaginaba porque después de estar sin verte durante unos días siento que me falta algo muy importante para mí. Ese algo es tan imprescindible que no consigo sustituirlo con nada ni con nadie.

Intento imaginarla, observo tus fotos pero no me sirven, necesito estar cerca de ti.

He intentado engañar a mi mente ocupándola en otras cosas. He buscado razones para explicarme que estás ahí pero no consigo echarla de menos tanto como para borrar la mía de mis labios y entristecer mis ojos.

Pero en un poco te veré…. Intentare disimularlo pero se que no podré porque entonces seré feliz, viendo tu sonrisa acariciando tus manos…


No me faltes nunca, prefiero perder el aire o perder la vida.”